Datos:

        Energía reticular del Na2O, U = -602 Kcal/mol = -2516 kJ/mol

        Energía de ionización del sodio, ΔHI = 494 kJ/mol

        Primera electroafinidad del oxígeno, ΔHAE1 = -141 kJ/mol

        Entalpía estándar de formación del Na2O, ΔHfo = -415 kJ/mol

        Energía de sublimación del sodio, ΔHS = 107 kJ/mol

        Energía de disociación del oxígeno, ΔHD = 498 kJ/mol

 

La reacción de formación del óxido de sodio, ajustada para la obtención de un mol de sustancia es:

 

 

 

Para construir el ciclo de Born-Haber empezaremos por el sodio. Su estado natural es sólido y debe pasar al estado gaseoso (sublimación) pero teniendo en cuenta que son necesarios dos moles del metal:

 

 

Con el sodio en estado gaseoso cada átomo de los dos moles debe perder un electrón:

 

 

En cuanto al oxígeno, ya se encuentra en estado gaseoso, pero no atómico. El primer proceso que debe sufrir es la disociación de la molécula. Se debe tener en cuenta que el valor de la energía de disociación del oxígeno es por mol de sustancia disociada, mientras que aquí sólo tenemos medio mol

 

                                        

Cada átomo de oxígeno en estado gaseoso debe ganar dos electrones para dar el ion óxido. El proceso se realiza en dos pasos y la energía que interviene se llama afinidad electrónica o electroafinidad, primera para el primer electrón ganado y segunda para el segundo electrón ganado:

 

 

Finalmente, el ciclo se cierra mediante la unión de los iones sodio y óxido formados en estado gaseoso dando lugar al compuesto en estado sólido. En este proceso se desprende una energía, la energía reticular o de red del compuesto,

 

 

 

Aplicando la ley de Hess,

 

 

Sustituyendo los valores conocidos

 

 

Use la barra de desplazamiento