a) Para establecer las estructuras de Lewis de la fosfina y del óxido de dicloro empezamos por designar el átomo central, que será el fósforo en el primer caso y el oxígeno en el segundo.

El número total de electrones que caben en la capa de valencia son (8 electrones por cada átomo de la molécula excepto si es hidrógeno, que son dos electrones):

El número de electrones realmente disponibles en la capa de valencia depende de la configuración electrónica de los átomos intervinientes:

 

El número de electrones compartidos por los átomos en la molécula es:

 

Como cada enlace covalente se forma con dos electrones:

Los electrones de la capa de valencia que no son compartidos son:

 

Como las moléculas son neutras, no tienen carga eléctrica, el recuento de electrones ha finalizado.

La estructura de Lewis de la fosfina debe repartir tres enlaces covalentes, uno para cada hidrógeno. La regla del octeto se cumple porque aún queda un par de electrones no compartido que completa los 8 electrones:

 

La estructura de Lewis del óxido de dicloro incluye dos enlaces covalentes, uno para cada cloro con el átomo central, el oxígeno. La regla del octeto se cumple al repartir los ocho pares de electrones no compartidos de la siguiente forma: 3 pares para cada átomo de cloro y dos pares para el átomo central:

 

 

b) La idea principal de la RPECV es que los pares de electrones enlazantes y los pares no compartidos se orientan de tal manera que exista una separación máxima entre ellos y por tanto, una repulsión mínima.

En el caso de la fosfina, el átomo central tiene tres pares enlazantes (los tres enlaces con cada uno de los hidrógenos) y un par no enlazante. Se trata pues de un total de cuatro pares de electrones que tendrían una distribución tetraédrica, pero al ser uno de ellos no enlazante, la geometría resultante será piramidal trigonal:

            

En el caso del óxido de dicloro, el átomo central tiene dos pares enlazantes y dos pares no enlazantes. La distribución de estos cuatro pares de electrones es tetraédrica, pero al ser dos de ellos no enlazantes, la geometría es angular:

                 

c) Como hemos visto en el primer apartado, los dos átomos centrales necesitan de cuatro orbitales híbridos para alojar tanto los pares enlazantes como los no enlazantes. En ninguna de las estructuras de Lewis se han planteado dobles enlaces por lo que todos los pares enlazantes dan lugar a enlaces σ. En definitiva, los dos átomos centrales presentan hibridación sp3 que permite explicar la distribución tetraédrica de pares enlazantes y no enlazantes mencionada en el apartado b).

Use la barra de desplazamiento