a) Si la reacción ajustada representa el ritmo de desaparición de reactivos y de aparición de productos en cualquier instante, podemos ver que por cada mol de A que reacciona, lo hacen 2 moles de B. Por tanto, el ritmo de desaparición de B es el doble que el de A.

A esta conclusión se puede llegar también si nos fijamos en las ecuaciones de velocidad para cada compuesto que interviene en la reacción. Como la velocidad de reacción es la rapidez con que varía la concentración de un reactivo o producto en función del tiempo, podemos escribir:

 

 

 

Donde a, b y c son los coeficientes estequiométricos de las diferentes especies, por tanto,

 

 

 

El signo “-“ indica que las concentraciones de A y de B disminuyen con el tiempo, el signo “+” indica que la concentración de C aumenta con el tiempo.

Por otra parte, las velocidades de descomposición de A y de B son respectivamente,

 

 

 

 

Por tanto, la velocidad de reacción,

 

 

En definitiva, fijándonos sólo en A y B,

 

 

Es decir, la velocidad de desaparición de B es el doble de la velocidad de desaparición de A.

 

 

b) Según el enunciado, la velocidad de reacción sólo depende de la temperatura y de la concentración de A. Por tanto, la expresión de la velocidad de reacción será:

 

 

 

Donde x es el orden parcial de reacción respecto de A y, en este caso, también el orden total de reacción.

Use la barra de desplazamiento