Página principal Página anterior

 

 

 

 

 

Proceso Haber-Bosch para la obtención de amoniaco

Obtención de amoniaco en la industria por el proceso de Haber-Bosch

Absorción del monóxido y dióxido de carbono

 En esta fase se ha de eliminar el CO2 y el CO que forman parte de el gas de contacto obteniendo así una mezcla que contiene sólo H2 y N2, llamada entonces gas de síntesis. El proceso en que se basa la siguiente explicación está esquematizado en la figura 7.

La eliminación del CO2 se basa en su solubilidad en agua que aumenta mucho al crecer la presión. Esta circunstancia no concurre con los otros gases (H2, N2 y CO) que forman el gas de contacto por lo que se puede separar aquél de éstos. Para ello, el gas de contacto procedente de la fase anterior, almacenado en el gasómetro, se comprime a 25 atm con el compresor  y luego se lava con agua en la torre de absorción de CO2. El agua con el CO2 disuelto sale por la parte inferior de la torre, mientras que los demás gases salen por la parte superior de la misma. Después de este lavado a presión el gas está compuesto por un 24 % de N2, 69 % de H2, 4’6 % de CO, 1’7 % de CO2 y 0’7 % de CH4.

La eliminación de los restos de CO tiene lugar por la absorción de este gas a alta presión en una disolución acuosa de cloruro de cobre (I) o en una disolución amoniacal de formiato de cobre (I). Estas disoluciones tienen la propiedad de absorber cuantitativamente el cobre, lo cual tiene lugar en el absorbedor a una presión de 200 atm. Antes de la entrada del gas en dicho absorbedor se ha de elevar, como se ha dicho, la presión de éste a 200 atm: esta es la función del compresor. El líquido residual de la absorción, saturado de CO, es reciclable mediante una descompresión hasta la presión atmosférica en; el CO se desprende a la atmósfera y la disolución de cobre es comprimida de nuevo en el compresor para su reciclado.

Finalmente, el gas que sale a 200 atm del absorbedor de CO, se lava en otra torre de absorción con lejía de sosa[1] para eliminar las últimas trazas de CO2. Se obtiene así el llamado gas de síntesis que contiene fundamentalmente nitrógeno e hidrógeno y algunos restos de compuestos de azufre y de CO.

 

[1] Disolución de sosa cáustica

 

 

Página principal Página anterior

   

©Felipe Moreno Romero

fresenius1@gmail.com